Llama al 93 49 48 320 

DESCUBRE
LA MEJOR VERSIÓN DE TI
Tu también, como Ines, quieres volver a sentirte bien?

 

La postura no sólo es importante para la estética y cómo nos miran los demás, es vital para la función y el mantenimiento de cada parte del cuerpo. Los músculos, las articulaciones y los organos internos hasta la salud y la longevidad, se ven afectados por la postura! Identificar una distorsión postural (y tener un plan para corregirla) tan pronto como sea posible es una de las maneras más rápidas de evitar daños a largo plazo, aumentar rápidamente la energía y proteger su salud durante toda su vida.

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

Sabias que malas posturas pueden...

- Acelerar la depresión, el estrés y consumir mucha energía .

- Incrementar los dolores musculo-esqueleticos

- Limitar la respiración 

- Contribuir a reducir la esperanza de vida

- Aumentar el peso y fomentar desordenes digestivos

Hola, me llamo Inés y tengo 35 años.                 

Durante años había sufrido dolores de espalda, tanto cervicales como lumbares. En ocasiones eran dolores que podía sobrellevar con antiinflamatorios, pero otras veces han sido dolores que me han dejado postrada en cama, completamente clavada, sin poderme mover. Me he quedado clavada por estornudar, por trabajar demasiadas horas ante el ordenador… 

 

 Lo había probado casi todo. Fui al médico de cabecera quejándome de dolor cervical y lumbar. En ambos casos me recetaron antiinflamatorio y paciencia. Probé varios fisioterapeutas y osteópatas. En todos los casos conseguían que el problema puntual desapareciera, pero cuando preguntaba qué hacer para evitar repetir de nuevo el cuadro de dolor, normalmente decían que cambiara la postura de trabajo o hiciera ejercicios de relajación, porque probablemente me clavaba tanto porque soy una persona nerviosa.

 

Al final, un amigo me comentó la existencia de la quiropráctica y me recomendó a uno. La primera diferencia que noté fue que no sólo hacían ajustes, sino que te explicaban las cosas. Y cuando comprendes por qué tienes ciertos dolores y descubres que sí que puedes hacer algo más por tu cuerpo, más allá de relajarte, la cosa cambia.

 

Tras cuatro meses, la sensación global que tengo es muy positiva. Mi postura ha cambiado, pero sobre todo tengo la sensación de que tengo una mayor conciencia de mi espalda y de cómo cuidar de ella y de todo el cuerpo en general. Además, durante años he sufrido de migrañas y dolores cervicales a causa de la menstruación. Y ahora dichos dolores han disminuido hasta casi desaparecer. Si en algún momento noto alguna molestia, es sólo eso, una molestia, no como el dolor que antes tenía y que me dejaba completamente fuera de juego. 

 

Por eso mismo, recomiendo probarlo, porque no sólo ayuda a aliviar el dolor concreto, sino que hay un planteamiento más global y a largo plazo que es muy positivo.  

Los problemas de postura son CENTRALES en el entorno de la salud y detectarlos pronto  tendra un efecto tremendo sobre la calidad de vuestra vida.