• Alex y Rémi

Volver a confiar en nuestra inteligencia innata


Acabamos de atravesar un episodio muy extraño estas últimas semanas. Doloroso para muchas familias porque  han perdido un ser querido. Pero también dio realce a unas disfunciones graves de nuestra sociedad a la hora de afrontar situaciones de crisis sanitarias, por falta de anticipación y por exceso de confianza.

La falta de consenso en una misma política de la salud de un país al otro ha sido el mejor revelador del abismo que todavía existe entre el avance de nuestro conocimiento en las ciencias de la vida  y la complejidad del equilibrio entre las leyes que rigen nuestra planeta y el universo. Nos ha faltado algo de humildad pero el ser humano siempre avanza entre luz y oscurantismo

Ser humilde y realista es la mejor línea directriz para avanzar hacia un futuro más saludable, liberándonos de los miedos y angustias que nos atan hacia la enfermedad y confiar en el poder de curación que todos tenemos dentro de nosotros. 

Confiar de nuevo en nuestra inteligencia innata, la que nos define como especie y que nos cuida de manera autónoma en nuestro cada día , es abandonar parte de las creencias que rigen nuestras conciencias y que ponen un freno al avance del conocimiento global de nuestro mundo. 


Para poner en perspectiva todo eso, preferimos aquí exponer datos, números concretos y irrefutables:

La luz es el conocimiento. Siempre estar a la página y entender las bases importantes en los que debemos centrarnos para cuidarnos mejor al nivel individual como al nivel global. Y es siempre el propósito de nuestro blog.


Nuestro Sistema Nervioso, nuestro doctor interno, está compuesto de unos cien billones de neuronas. Cada neurona una media de diez mil conexiones con sus vecinos. Se calculó que representa una matriz de más de cien billones de billones de conexiones. Números  que te marean y de dimensión cosmológicas. Algo difícil de visualizar pero podemos preguntarnos porque tan complejo? Pues solo para satisfacer los instintos primitivos de nuestra supervivencia. Es el resultado de millones de años de evolución y nos deja perplejos. Decir que, hoy en día, entendemos como funciona el cuerpo humano es como entender el universo mirando a través de un telescopio. 

Pero de la misma manera avanzamos pensando que unas pastillas, la cirugía o unas vacunas nos salvarán y nos permiten vivir más viejo. Es bastante reductor no? Estamos educados con conceptos milenarios como la salvación o el milagro. Fuera de conceptos religiosos, nadie nos salvará. Solo seguir  adelante, paso a paso, en el camino del conocimiento. Pero cuidado con los baches!


La tuberculosis mata a más de 1 millón de persona al año en el mundo.

Nada más que 63000 en Sudáfrica en 2018 de los cuales 42.000 eran positivos al virus del Sida con una población vacunada. India sola representa 27%  de todos los enfermos de tuberculosis... En España son unos 250 fallecidos de media sin vacunación. Otra vez seguimos vacunando a millones de personas con una vacuna que ha demostrado su ineficacia sin modificar las políticas de salud. 

Pero retrospectivamente sabemos que lavarse las manos y el acceso al agua potable, desde un siglo, han sido los dos avances  que nos permitió multiplicar por dos la esperanza de vida. 

El episodio del Covid-19 nos dejó, perplejo frente a la diferencia de tasa de mortalidad entre países.  No porque no había tratamiento. Solo diferencias de gestión de crisis.

La complejidad de las interrelaciones entre los factores genéticos de cada grupo étnico, diferencias en las dietas y sus implicaciones en nuestra salud, acceso al agua potable, polución atmosférica , modelos socioeconómicos  etc...es un desafío para nuestra sociedad. Y no permite tener unas respuestas globales eficaces rápidas. Nuestra cultura del “ todo rápido” choca con la realidad de las escalas de tiempo que rigen los ciclos de la vida.

Nada está escrito... todo queda para descubrir!


Porque conozco personas,  pacientes que pronto llegarán a los 100 año de edad.

Eso nos fascina y nos da alegría  y esperanza, con el deseo de progresar siempre en la comprensión de nuestras acciones y proporcionar los mejores cuidados y consejos que sean posibles.

Hacer todo para que tengamos un mejor acceso a esta inteligencia innata y que se exprime a través de una vida saludable y la más larga posible.


Para que se exprime de manera óptima, tenemos que disminuir los factores de estrés múltiples que perjudican nuestras vidas. Nuestras viejas creencias sobre lo que es la salud son como una bala de cañón atada a un  pie que no nos permite crecer en conciencia. Pero no es tan complicado!

“Volver a confiar en lo que todavía no se puede entender”... suena a dos mil años de catolicismo pero  estaremos siempre pendiente de una respuesta a la pregunta: ¿quienes somos?

Pues bajo las leyes universales, somos partículas atómicas de estrellas, asociación de átomos, de moléculas, de células organizadas en sistemas cardiovasculares, inmune, digestivo, músculo esquelético, el todo regido por un Sistema maestro, el Sistema Nervioso.  Y cada ser vivo,  en medio de otros seres vivos que se adapten y conviven en un medio ambiente de una pequeña planeta perdida en medio de un infinito, en un equilibrio delicado y muy fuerte a la vez. 

El resultado de millones de años de evolución nos permite convivir con bacterias y virus desde el principio. La mejor prueba es que albergamos más bacterias y virus en nuestro cuerpo que de células. Sin ellas, no seriamos. Pues agentes patogénicos o imprescindibles? 

Billones de bacterias o virus de todo tipo sobre  nuestra piel, en nuestro tubo digestivo hasta dentro de nuestros discos vertebrales .. cada día. Otra vez, matar ...purificar es nuestra primera intención y puede salvar vidas en momentos críticos. Pero también genera desequilibrios. Los antibióticos son el mejor ejemplo. Impactan positivamente a corto plazo pero no es una respuesta en acuerdo con las leyes que rigen los equilibrios armoniosos que nos mantienen vivos.

Si seguimos reaccionando a las alarmas de un sistema ya agotado, no progresaremos. Apagaremos el fuego y seguiremos haciendo lo mismo.

Un trato superficial que esconde una complejidad. Como muchas cosas en nuestra sociedad.


El concepto de inteligencia Innata no es propiedad intelectual de la quiropráctica pero es el corazón de nuestra visión  como profesionales de la salud. 

La quiropráctica es una ciencia de la salud que va más allá del parche o de la lanza de agua de un bombero. Una nueva manera de percibir y anticipar río arriba fuentes de las disfunciones existentes  y muchas veces  inconscientes de nuestra columna vertebral, eje central estructural y funcional de nuestras vidas porque alberga vuestro Sistema Nervioso. Si queremos que se exprima esta inteligencia Innata, liberamos lo !


Cambiar de paradigma de salud es un proceso al nivel individual como al nivel societal. Pero una cosa es segura: esta fuerza, esta inteligencia, la tenemos todos dentro.

Estaremos siempre a vuestra disposición para ayudaros a crecer en conciencia.


Alex y rémi


Referencias:

www.tbfacts.org

www.who.int/tb/publications/global_report/en/



© 2017 BY QUIROPRACTIC STUDIO

CENTRO QUIROPRÁCTICO EN BARCELONA

La web www.quiropracticstudio.com proporciona información sobre los servicios profesionales del centre Quiropractic Studio, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta,  que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.